El tejate es una bebida de la gastronomía oaxaqueña, hecha a base de maíz y cacao, proviene del náhuatl “texatl” que significa agua harinada.

Desde la preparación hasta el acto de beber tejate es todo un ritual tradicional de Oaxaca, se prepara en grandes ollas de barro, ahí se agrega agua a la pasta que está hecha a base de harina de maíz tostado, semillas de cacao, hueso de mamey y flor o rosita de cacao, ésta última sólo crece en San Andrés Huayapam. La garantía de que la bebida está hecha con la original receta es la formación de espuma en la superficie, una vez que se sirve en una jícara se va formando una capa espesa de rosita de cacao, los paladares expertos atribuyen esto a una preparación auténtica.



Una bebida milenaria de origen prehispánico hace cuatro mil años, bebida de dioses que es deliciosa, por la combinación de sabores tanto del maíz tostado como del cacao, los ingredientes más detectables al paladar.

Se cree que el tejate se usaba con fines ceremoniales durante la época prehispánica; el tejate es una bebida tradicional oaxaqueña con cuatro mil años de historia cuyo consumo en la actualidad es popular entre mixtecos y zapotecas, pero también se consume en el resto de Oaxaca y es valorado por turistas que visitan la región. Por todo lo anterior el tejate es patrimonio cultural de Oaxaca.